Skip to main content

Las 10 mejores rutas de senderismo de España

Más allá del turismo de masas y las ciudades hoteleras, existe una España repleta de parques naturales y rutas de senderismo en las que saciar nuestros deseos de aventura. Un territorio diverso, custodiado por las solemnes cumbres de Pirineos al norte y bañado por aguas de temperamento mixto, más cálido y apacible en su vertiente mediterránea. Viajar por España en furgoneta camper nos brinda la oportunidad de sumergirnos en sus más bellos entornos naturales desde la comodidad de nuestra casa con ruedas, pudiendo así, no solo recorrerlos a pie, sino dormir a sus puertas. Estas son algunas de las mejores rutas de senderismo en España que no te puedes perder.

Alquilar camper ahora

1. Ruta del Río Cares, Picos de Europa

Comenzar de otro modo sería impensable. Un clásico entre los clásicos, la ruta del río Cares discurre a lo largo de un profundo desfiladero compuesto por vertiginosas paredes de roca caliza tachonadas con brezos y otros arbustos de la región. Una ruta de montaña de 12 kilómetros -solo ida- entre Caín, en la provincia de León, y Poncebos (Asturias) cuyo origen data del año 1915, momento en que se inició la excavación en roca de lo que hoy en día es una de las rutas de senderismo más bonitas de España. Además, gracias a su disposición prácticamente llana en gran parte de su recorrido, no ofrece mayor dificultad que la de caminar.

2. Parque Nacional de Ordesa y Monteperdido, Huesca

Partiendo desde el parking de la pradera de Ordesa -únicamente accesible en vehículo durante los meses con menor afluencia turística-, podemos acceder a este parque nacional catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta región pirenaica de la provincia de Huesca aglutina en su interior imponentes macizos, —muchos de ellos de más 3000 metros de altura- así como profundos valles y barrancos, formando uno de los entornos naturales más bellos de España. La ruta de montaña Cola de Caballo es quizá la más conocida, y la que nos guía a través de los Llanos de Soaso hasta la bella cascada homónima, desde la que regresaremos a nuestro punto de partida.

3. Peñalara, Sierra de Guadarrama, Madrid

También conocido como el techo de Madrid, la Sierra de Guadarrama, y en particular, la montaña de Peñalara, ofrecen la vía de escape idónea al ajetreo incesante de la capital española. La ruta circular de Peñalara discurre entre lagos glaciares y montañas de cumbres onduladas, y es una de las rutas de trekking más conocidas de la comunidad de Madrid. Por esta misma razón, recomendamos encarecidamente madrugar para evitar posibles aglomeraciones y disfrutar del silencio reverente de este parque nacional ubicado en el sistema Central de la Península Ibérica.

4. Ruta de los Lagos de Saliencia, Somiedo, Asturias

“Que haya que caminar un buen trecho para descubrirlos los mantiene alejados del turismo de masas”. Así describe la web de turismo de Asturias este preciado regalo de la naturaleza. Valles de origen glaciar y escarpados riscos de roca caliza nos acompañan a lo largo de 14 kilómetros —ida y vuelta- partiendo desde el llamado Alto de la Farrapona, donde disponemos de un amplio parking en el que dejar nuestra furgoneta camper. Aunque apenas acumula un desnivel de 400 metros, se trata de una ruta de montaña de dificultad media no recomendada para realizar con niños.

5. Monte Pindo, Galicia

Bautizado por Otero Pedrayo como el Olimpo Celta —quizá por sus formaciones rocosas de aspecto escultórico-, esta ruta de senderismo ofrece unas vistas excelentes sobre la accidentada costa oriental de Galicia y el siempre misterioso Cabo de Finisterre.  Partiendo desde la villa pesquera de O Fieiro, solo 9 kilómetros nos separan de la cima del Monte Pindo. A lo largo de esta ruta de trekking marcada, recorreremos bosques de pino y pistas forestales hasta que las rocas de granito comienzan a hacer acto de presencia. Con los verdes valles de Dumbría y Mazaricos a un lado, y el océano Atlántico al otro, el monte Pindo nos ofrece una de esas panorámicas dignas de historias y leyendas.

 6. Pico Gilbo, Riaño, Castilla y León

Apodado como “el fiordo leonés”, el embalse de Riaño es uno de esos lugares de belleza y origen sobrecogedores a partes iguales. Lo que hoy en día se muestra como un apacible espejo de aguas lóbregas, antaño acogía a los pueblos de Anciles, Salió, Huelde, Éscaro, La Puerta, Burón Pedrosa del Rey, Vegacerneja y Riaño. Bajo el agua desde el 31 de diciembre de 1987, estas villas aún se recuerdan con nostalgia durante todo el trayecto hasta lo más alto de Pico Gilbo. El último tramo requiere mayor destreza y experiencia en trekkings de montaña, pero tanto el Mirador de Biescas, como las campas previas al ascenso final ofrecen unas vistas excelentes del valle y el embalse.

7. Costa Quebrada, Cantabria

Regresamos a la costa cantábrica descubriendo un paisaje abrupto formado por acantilados perfilados y solemnes farallones azotados por el frío mar del norte de España. Un territorio con un valor geológico incalculable, que más allá de la espectacularidad visual, ofrece al visitante una mirada al pasado más lejano de la Tierra. Sus extensas playas de arena dorada complementan algunas de las mejores rutas de senderismo de España a lo largo de nuestro litoral septentrional.

8. Monte Gorbea, País Vasco

El monte Gorbea es el buque insignia del montañismo vasco. Ubicado en el parque natural homónimo —Gorbeia en euskera- y con “solo” 1.482 metros de altitud, se ha convertido en un destino ineludible de fin de semana para muchos aficionados al senderismo del País Vasco. Existen varias vías de ascenso, siendo las de Ubidea, Pagomakurre o Zárate las más comunes. La mayoría de rutas de senderismo del parque nos muestran la diversidad del paisaje, que abarca desde escarpadas paredes de roca, hasta suaves zonas de pasto y bosques de hayedos y robledales.

9. Pasarelas del Vero, Huesca

Una de las mejores rutas de senderismo de España para realizar con niños. Partiendo desde la villa medieval de Alquézar, una de las más bellas del país, es posible adentrarse en el Cañón del río Vero. Mediante una serie de pasarelas dispuestas para el efecto, seguiremos el curso del agua y podremos bañarnos en las cristalinas pozas formadas a lo largo del recorrido. Una sencilla ruta senderista para compartir con los más pequeños a solo unos minutos de uno de los pueblos más bonitos de España.

10. Vereda de la Estrella, Sierra Nevada, Granada

Con el pico Mulhacén en lo más alto (3.479 metros) y una riqueza flora y fáunica envidiable, el parque natural de Sierra Nevada es la joya —con permiso de la Alhambra- de la provincia de Granada. La ruta de senderismo de Vereda de la Estrella es uno de los trekkings más bonitos de la región, y siguiendo su curso caminaremos entre fresnos, arces o robles entre otros, con la majestuosa figura del Mulhacén dibujada constantemente en el horizonte.


No existe mayor placer que regresar a tu casa con ruedas tras un largo día de senderismo y trekkings de montaña, por lo que, si aún no has alquilado tu camper roadsurfer, puedes hacerlo aquí. ¡La belleza natural de España te espera!

Y, si durante tu aventura te encuentras con un spot fantástico, ¡compártelo con nosotros!

Comparte tu spot