Skip to main content

Condiciones generales del contrato

1. Ley aplicable, posición del cliente y contenido del contrato

El objeto del contrato es únicamente el alquiler de un vehículo tipo furgoneta Volkswagen con interior con equipamiento estándar o personalizado. Entre el arrendador y el arrendatario se realiza un contrato de alquiler al que se le aplica exclusivamente la ley de la República Federal de Alemania. En primer lugar, las disposiciones de este contrato, complementadas por las disposiciones legales sobre el contrato de alquiler. Las furgonetas Volkswagen se utilizarán únicamente para fines privados como viajes de vacaciones, para participar en eventos deportivos o similares. Queda prohibido todo uso comercial, todo comportamiento inusual en carretera (repetir el mismo trayecto ida y vuelta) o el uso para mudanza. El incumplimiento da derecho al arrendador a rescindir el contrato de alquiler sin preaviso por causa justificada, sujeto a posibles reclamaciones por daños y perjuicios. El arrendatario usa el vehículo bajo su responsabilidad y organiza el viaje por su cuenta. El arrendador no debe ningún servicio de viaje ni ningún conjunto de servicios de viaje. Las disposiciones legales sobre los contratos de viaje con todo incluido, especialmente los artículos 651 a-b del Código Civil alemán (BGB), no se aplican a la relación contractual ni directa ni indirectamente. Todos los acuerdos entre el arrendador y el arrendatario deben hacerse por escrito. El contrato de alquiler comprende también los protocolos de entrega y devolución a completar y firmar tanto por el arrendador como por el arrendatario. Cuando haya varios arrendatarios, todos serán solidariamente responsables.

2. Precios

El precio del alquiler incluye el alquiler del vehículo durante el periodo de tiempo especificado en el contrato de alquiler. También cubre los costes de mantenimiento y reparación de piezas desgastadas por el uso, así como la cobertura de seguro acordada. Los precios publicados en https://roadsurfer.com en el momento de firmar el contrato incluyen el IVA (19 %). Los precios del alquiler pueden consultarse en la lista de precios de roadsurfer.

El precio del alquiler no incluye peajes, combustible, tarifas de aparcamiento, tarifas de camping ni otros gastos de lugares de estacionamiento o tarifas de transporte como costes de ferri. Además, las multas o sanciones correrán a cargo del arrendatario. Roadsurfer GmbH cobra una tarifa de 19,00 € por sanción en concepto de gestión de multas, radares y multas de aparcamiento.

Todos los kilómetros que el arrendatario recorra con el vehículo de alquiler están incluidos en el precio del alquiler diario, a menos que se acuerde lo contrario por escrito y el comportamiento en carretera no sea inusual. Si el arrendador pone en duda la finalidad del alquiler y posteriormente se aprecia un mal uso, el arrendatario estará obligado a pagar una indemnización por daños y perjuicios.

Por regla general, los descuentos especiales (promociones, ofertas a empleados o promociones de ferias) no se pueden combinar con otros descuentos como descuentos por alquiler de larga duración o reserva anticipada.

3. Reserva

Al enviar el formulario de reserva rellenado, el arrendatario envía una oferta vinculante para cerrar el contrato de alquiler y reconoce las condiciones generales del contrato de roadsurfer GmbH mediante un procedimiento «opt-in» durante el proceso de reserva.

A título informativo, el arrendatario recibe un mensaje en la página de reserva y un correo electrónico automático directo de roadsurfer para confirmar la recepción de la solicitud de reserva. La reserva del alquiler será vinculante para el arrendatario (= conclusión del contrato) y se considerará que el vehículo está realmente reservado solo después de que el arrendatario reciba la confirmación por escrito y enviada de forma activa por parte de roadsurfer (por correo electrónico) a través del portal de reservas https://booking.roadsurfer.com. El importe del depósito de una reserva es el 50 % del total del precio del alquiler (incluidos los extras y la tarifa de alquiler) y debe pagarse dentro de los 7 días posteriores a realizar la reserva. Roadsurfer deberá recibir el pago del 50 % restante al menos 30 días antes del inicio del viaje. Si el depósito o el resto del pago no llegan dentro del plazo, el arrendador podrá decidir a su discreción cuándo cancelar definitivamente la reserva.

4. Periodo de alquiler

El periodo de alquiler se extiende desde la entrega acordada del automóvil hasta la devolución final. La devolución del vehículo debe realizarse antes de la hora indicada en el contrato de alquiler. Si se excede el periodo de alquiler, se cobrarán 50,00 € por cada hora de más. Si al exceder el periodo del alquiler se obstaculiza un alquiler posterior, el arrendatario estará obligado a compensar los daños originados (p. ej. pérdida de ganancias). El periodo mínimo de alquiler con roadsurfer GmbH es de 3 noches todo el año.

5. Anulación

Si el arrendatario revoca el contrato de alquiler se aplicará lo siguiente: El arrendatario puede anular la reserva sin costes hasta 60 días antes del primer día de alquiler. En caso de anulación entre 59 y 15 días antes del inicio del periodo de alquiler, se deberá abonar el 50 % del precio total (se retendrá el depósito). En caso de anulación entre 14 y 0 días antes del primer día de alquiler, deberá abonar el precio total del alquiler (100 %), incluidos los extras, a roadsurfer. El importe de la indemnización a la que tiene derecho el arrendador en caso de que el arrendatario no recoja el vehículo es del 100 % del precio del alquiler debido.

Si roadsurfer logra alquilar el vehículo a otro cliente para parte o la totalidad del periodo reservado, se deducirá el correspondiente importe de la indemnización a pagar. Si el arrendador sale perjudicado como consecuencia de una restitución tardía del vehículo (p. ej. pérdida de ganancias, reclamaciones por daños y perjuicios del siguiente arrendatario, gastos de organización, etc.), el arrendador se reserva el derecho a reclamar estos daños al arrendatario.

Aunque se devuelva el vehículo antes de la fecha de entrega acordada, se deberá pagar el precio total del alquiler acordado en el contrato. Por norma general, no existe por parte del arrendador ningún acuerdo para convertir automáticamente el contrato de alquiler de un vehículo en un alquiler continuo por un periodo indeterminado.

El equipamiento ya reservado no se puede cancelar individualmente por separado de una reserva. Los costes de equipamiento como portabicicletas o baños portátiles no se reembolsarán en caso de anulación.

6. Método de pago y fianza

Después de realizar la reserva vinculante (es decir, cuando el arrendatario reciba el email de confirmación por parte del arrendador) se deberá abonar el 50 % del alquiler dentro de los 7 días siguientes (depósito). El 50 % restante deberá pagarse al menos 30 días antes del inicio del viaje (pago completo). En el momento de recoger el vehículo, el arrendador deberá pagar una fianza de 800,00 € con tarjeta de crédito como seguridad para la devolución del vehículo limpio y en perfectas condiciones. La fianza se confirmará al arrendatario en el formulario del contrato de alquiler. Si no se deposita la fianza no se entregará el vehículo. Si no se abona el depósito, el pago completo o la fianza a tiempo, esto dará derecho al arrendador a rescindir el contrato de alquiler sin preaviso por causa justificada, sujeto a posibles reclamaciones por daños y perjuicios. Cuando se entregue el vehículo al inicio del periodo de alquiler, se registrarán por escrito los desperfectos ya existentes en el vehículo y se entregará la lista al arrendatario. Si el vehículo se devuelve sin daños, a excepción de los daños registrados en el informe de estado, se realizará el reembolso de la fianza entre 7 y 14 días después de finalizar el alquiler. Sin embargo, esto no exime al arrendatario de la responsabilidad por defectos o desperfectos encubiertos u ocultos que el arrendador pueda descubrir posteriormente. En este caso se aplican las disposiciones legales generales.

7. Recogida y entrega del vehículo de alquiler

La recogida y entrega del vehículo de alquiler tendrán lugar en las instalaciones de roadsurfer. El arrendatario deberá recoger el vehículo en el lugar y a la hora acordada en el contrato de alquiler.

En algunos casos puede ocurrir que los vehículos tengan un portabicicletas montado, a pesar de que el arrendatario no lo haya reservado, con el fin de garantizar el buen desarrollo del negocio. El arrendador no está obligado a desmontar el portabicicletas. Para las reservas de ferris se aplican las medidas de longitud del vehículo indicadas en la página web (hasta 6 metros en cada caso).

Al finalizar el periodo de alquiler, el arrendatario está obligado a devolver el vehículo en el lugar y a la hora acordada en el contrato de alquiler. El vehículo debe devolverse con el depósito lleno. Si devuelve el depósito parcialmente lleno, roadsurfer se encargará de llenarlo y le cobrará los gastos de gasolina y una tarifa de gestión de 19,00 €. El importe podrá descontarse directamente de la fianza. El arrendatario deberá devolver el vehículo limpio por dentro (tal y como estaba cuando lo recogió). El arrendador se hará cargo de la limpieza interna y externa adicional, cubierta por la tarifa de alquiler. En caso de suciedad importante p. ej. en la tapicería, en el techo interior o en las paredes interiores, se descontarán de la fianza los correspondientes gastos de limpieza. Si el vehículo estuviese muy sucio por fuera (p. ej. barro), los gastos de la limpieza externa se descontarán de la fianza. Si el vehículo alquilado no se devuelve con el interior limpio como es debido (barrido, aspirado y sin polvo), deberá pagarse una tarifa de limpieza adicional de 100 €, que se deducirán de la fianza. No está permitido fumar dentro de los vehículos. Si se incumple la prohibición de fumar en el vehículo, se descontarán 500,00 € de la fianza para compensar la pérdida de valor y para realizar un tratamiento profesional de eliminación de humos.

8. Conductores autorizados

Solo podrán conducir los vehículos de roadsurfer los conductores que estén en posesión del permiso de conducir desde hace al menos un año y que tengan como mínimo 18 años en el momento en que empiece el alquiler. El arrendatario principal y todos los demás conductores deben estar en posesión de un permiso de conducir válido de clase 3 o B y deben mencionarse todos obligatoriamente en el momento de recoger el vehículo. El arrendatario principal y todos los demás conductores aparecerán por escrito en el contrato de alquiler y deberán presentar el carnet de conducir original al arrendador en el momento de recoger el vehículo. No se aceptarán copias de los carnets. Solo podrán conducir el vehículo el arrendatario y los conductores especificados en el contrato de alquiler. Durante el periodo de alquiler acordado, el titular del vehículo será el arrendatario. El arrendatario tiene prohibido utilizar el vehículo para participar en eventos automovilísticos y pruebas de vehículos; así como para transportar sustancias explosivas, fácilmente inflamables, tóxicas, radioactivas o peligrosas. Asimismo, tiene prohibido usarlo para cometer delitos aduaneros o cualquier otro delito, aunque estos solo sean punibles según la ley del lugar de los hechos; también tiene prohibido usarlo para subalquilarlo o prestarlo, o para otros fines comerciales – a menos que se acuerde expresamente por contrato – o para otros usos que queden fuera del uso contractual.

9. Deber de cuidado y de diligencia

El arrendatario está sujeto al deber de diligencia en lo que respecta al objeto alquilado y está obligado a seguir escrupulosamente las instrucciones de funcionamiento del vehículo y de todos los aparatos instalados. El arrendatario debe tratar el vehículo con cuidado y seguir todos los reglamentos y normas técnicas aplicables, así como cerrar siempre el vehículo correctamente y protegerlo contra robos. El arrendador se compromete específicamente a cumplir las normas de tráfico existentes en cada país. El vehículo solo se podrá utilizar en los países que forman parte de la Unión Europea y en Noruega, Islandia, Croacia, Andorra, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Bielorrusia y Suiza. Antes de iniciar el viaje se deberá comunicar por escrito al arrendador tanto el destino como los países por los que se viajará. Quedan excluidos los viajes a Turquía, Rusia, Marruecos, Túnez y los demás países que no formen parte de la Unión Europea dentro de la Europa geográfica. Solo se permite conducir con bombona de gas si está asegurada o desbloqueada.

No existen coberturas de seguro para daños en el vehículo ocasionados por el uso de ferris o trenes. Todos los costes relacionados con los daños causados por estos medios de transporte correrán a cargo del arrendatario. El arrendatario está obligado a notificar al arrendador todos los daños causados en ferris y otros medios de transporte. El seguro del arrendador cubre la pérdida total del vehículo en caso de naufragio.

El arrendatario y los acompañantes tienen la responsabilidad de cumplir con las normas de cambio de divisa, salud, peajes, pasaporte, visado, tráfico y aduanas. Cualquier coste o desventaja que pueda resultar de la inobservancia de las normas correrá a cargo de estas personas.

Las mascotas, sobre todo los perros, solo se pueden llevar en las furgonetas diseñadas y marcadas especialmente para dueños de animales de compañía. Estas furgonetas se pueden reservar en Internet con una tarifa especial. En el resto de furgonetas que no estén marcadas como «apta para perros» no está permitido llevar animales. Si el arrendatario incumple esta norma, deberá hacerse cargo de todos los costes adicionales de limpieza (retirada de pelos de animal, tratamiento con ozono, etc.) y pagar 500 € por la pérdida de valor del vehículo. Si una furgoneta «apta para perros» presenta arañazos o está especialmente sucia después de transportar un animal de compañía, el arrendador también se reserva el derecho de cobrar al arrendatario posteriormente la correspondiente pérdida de valor del vehículo y los gastos de limpieza.

10. Cobertura del seguro

El vehículo de alquiler incluye la cobertura del seguro. El vehículo de alquiler está asegurado a todo riesgo y contra daños a terceros. La cobertura del seguro de responsabilidad civil (daños a terceros) es de 100 millones de euros. La franquicia del arrendatario por el seguro a todo riesgo es de 1500 € por daño. Las reclamaciones por coberturas parciales requieren una franquicia por parte del arrendatario de 750 € por daño. Los conductores menores de 23 años tienen una franquicia de 3000 € por daño en caso de cobertura a todo riesgo o de cobertura parcial. El arrendatario tiene la posibilidad de reducir el importe de la franquicia en los diferentes paquetes ofrecidos por el arrendador dentro de la sección Servicios del sitio web de roadsurfer. La reducción de la responsabilidad o la franquicia se limita a las reclamaciones por daños propios, siempre y cuando no haya incumplimiento del deber o negligencia grave, ya que en este caso el arrendatario será igualmente responsable del importe total del daño. Los daños en el toldo, en el interior del vehículo o en el techo elevable no son daños propios y el arrendatario deberá pagarlos al 100 %.

Las limitaciones de responsabilidad mencionadas anteriormente también se aplican a los daños causados por un uso inapropiado, o por una motivación premeditada o gravemente negligente (p. ej. tomar alcohol o drogas), por la inobservancia del ancho y alto de los pasajes, por la carga en el vehículo, por la sobrecarga (exceso de peso máximo permitido) o por el exceso de revoluciones del motor o conducir con un nivel de aceite o agua demasiado bajo. Esto también incluye la conducción por caminos inadecuados o sin asfaltar. El arrendatario deberá hacerse cargo de los daños resultantes en su totalidad.

11. Reparación y mantenimiento

Durante el periodo de alquiler acordado, los costes de mantenimiento regulares, como por ejemplo el combustible del vehículo, correrán a cargo del arrendatario. Los costes por los servicios de mantenimiento reglamentario y las reparaciones necesarias debido al desgaste correrán a cargo del arrendador. Durante el periodo de alquiler, el arrendatario solo podrá encargar las reparaciones que sean necesarias para garantizar la seguridad operativa y vial del vehículo con el consentimiento del arrendador. Los costes de reparación correrán a cargo del arrendador previa presentación de los justificantes correspondientes, a menos que el arrendatario sea el responsable de los daños.

12. Responsabilidad del arrendatario

El arrendatario es el responsable de devolver el vehículo a tiempo y en buenas condiciones, según lo convenido en el contrato. De lo contrario, el arrendatario se hará cargo de los gastos de alquiler adicionales y el posible transporte de vuelta. El vehículo roadsurfer alquilado solo se podrá utilizar para la finalidad acordada. No está permitido ceder el vehículo alquilado a terceros. Si esto ocurriera, el arrendatario será el responsable de los daños que se puedan producir. Cuando haya varios arrendatarios, todos serán solidariamente responsables. En caso de accidente o pérdida del vehículo, el arrendatario será responsable por los daños que se produzcan – en la medida en que el seguro contratado esté vigente y hasta la cantidad de la franquicia acordada – si él o el conductor es responsable o corresponsable del accidente o de la pérdida. Sin embargo, el arrendatario será responsable de los daños sin limitación, si y en la medida en que la compañía aseguradora no pague, especialmente si el arrendatario (o el conductor) ha causado los daños con premeditación o por negligencia grave. También por los daños causados por conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas o si el arrendatario no da parte del accidente, incendio, robo, daño causado por animales de caza u otros daños a la policía, o el arrendatario (o el conductor) no está en posesión de una licencia de conducir válida o no está autorizado para usarla. Esto también se aplica a los daños causados por la inobservancia de la señal 265 (altura del pasaje) de acuerdo con el art. 41, apartado 1I, cláusula 6 del código de circulación alemán (StVO). Si el arrendatario se da a la fuga después de provocar un accidente, incumple sus obligaciones o cede el vehículo a un tercero no autorizado, también tendrá responsabilidad total, a menos que la infracción no tenga ninguna influencia a la hora de liquidar el siniestro (especialmente por parte de la compañía aseguradora). El arrendatario es totalmente responsable de todos los daños que surjan como consecuencia de un uso para fines prohibidos o debido a un manejo inadecuado del vehículo. El arrendatario deberá comunicar al arrendador la finalidad del alquiler del vehículo en el momento de recogerlo (vacaciones, viaje). Se deberán comunicar al arrendador los nombres de todos los acompañantes. Si existen dudas acerca de la veracidad de la finalidad del alquiler y del número de acompañantes, el arrendador se reserva el derecho de no entregar el vehículo. Si el arrendatario incumple la finalidad acordada o transporta más personas de las indicadas, será responsable de los daños que puedan surgir. El arrendatario será responsable de los daños en el motor que puedan surgir por un control negligente del nivel de aceite y de líquido refrigerante. El arrendatario está obligado a comprobar el nivel de aceite, el nivel de líquido refrigerante, así como la presión y el estado de los neumáticos antes y durante el viaje. El arrendatario deberá reemplazar cualquier objeto que falte o cualquier equipamiento interior que haya dañado. Al inicio del viaje el arrendatario recibirá un depósito lleno de Adblue. El arrendatario está obligado a revisar el depósito de Adblue regularmente y a asegurarse de que el depósito de Adblue se rellene adecuadamente a sus expensas cuando se encienda la señal de advertencia. Si debido a la inobservancia de las señales de advertencia el vehículo se queda parado y con ello se originan ulteriores daños, el arrendatario será el único responsable y deberá hacerse cargo de la factura.

Roadsurfer cuantifica y regula los daños en función de la estimación de costes realizada por un taller concertado de Alemania. Se cobrará una tarifa de 49 € para la tramitación por parte de Roadsurfer GmbH de cualquier tipo de daño surgido durante el periodo de alquiler.

Si el arrendatario restituye el vehículo de alquiler en el lugar acordado o en las cercanías del lugar acordado antes de tiempo (sin importar si se trata de un terreno público o privado), será bajo su propia responsabilidad. Roadsurfer GmbH no se hace responsable de ningún daño que pueda surgir antes de la hora oficial de devolución.

Roadsurfer GmbH cobrará una tarifa de 19 € para la tramitación de las infracciones de tráfico en las que incurra el arrendatario (p. ej. exceso de velocidad o estacionar en lugares prohibidos).

Si pierde el permiso de circulación del vehículo, roadsurfer GmbH le cargará 200 € en cuenta.

En la medida de lo posible, roadsurfer intentará proporcionar al arrendatario un vehículo de sustitución en caso de daños o reparaciones durante el periodo de alquiler, siempre y cuando haya uno disponible. No se le reembolsarán al arrendatario los días que el vehículo esté en el taller o los días de vacaciones perdidos debido a daños surgidos durante el alquiler.

13. Responsabilidad del arrendador

El arrendador tendrá listo el vehículo para la hora acordada de inicio del alquiler. Si por cualquier razón el vehículo alquilado no estuviera disponible en el momento de iniciar el viaje, el arrendador pondrá a disposición un vehículo de sustitución. Si esto tampoco fuese posible, el arrendador reembolsará al arrendatario todos los pagos ya realizados. Aparte de este, el arrendatario no tiene derecho a reclamar más daños y perjuicios al arrendador. Si el arrendatario se deja algún objeto al devolver el vehículo, el arrendador solo está obligado a guardar estos objetos en la medida en que sea razonable, y el arrendatario se hará cargo de los costes.

En los casos concretos en los que se aparquen vehículos privados en los terrenos de roadsurfer, roadsurfer GmbH no se hará responsable en caso de daños o robo.

14. Peajes

El arrendatario deberá pagar todos los peajes correspondientes, bien en el sitio o por adelantado mediante transferencia. Para viajar a Noruega, Dinamarca, Irlanda, Hungría, Portugal y Reino Unido el arrendatario está obligado a informarse previamente en www.autopass.no acerca de las modalidades de pago. Además, estará obligado a registrarse previamente online en www.epcplc.com/rental. Una vez realizado el registro, el arrendatario podrá añadir la matrícula posteriormente, cuando reciba el vehículo. Para Suecia, el arrendatario deberá registrarse previamente en www.epass24.com. En caso de incumplimiento, cobramos una tarifa de tramitación de 19,00 € por cada requerimiento de pago.

15. Accidentes y daños

El arrendatario está obligado a informar de inmediato por escrito a roadsurfer GmbH de cada desperfecto que sufra el vehículo durante el periodo de alquiler, informando de todos los detalles del suceso que haya provocado dichos desperfectos. El arrendatario deberá rellenar cuidadosamente y de manera fiel todos los puntos del formulario del parte de accidente que encontrará en la documentación del vehículo en la guantera. El arrendatario también podrá en cualquier momento solicitar a roadsurfer este formulario por teléfono o descargarlo desde la página web del arrendador.

En caso de que el arrendatario no cumpla con esta obligación, el arrendador se reserva el derecho de cobrarle una penalización de 1000 €.

En caso de accidente, incendio, robo, daño causado por animales de caza u otros daños, el arrendatario deberá además informar de inmediato a la policía local. Esto también aplica para accidentes en los que el arrendatario es el único responsable, sin la intervención de terceros. Si el arrendatario no da parte de los daños a la policía, será totalmente responsable de todos los perjuicios económicos que resulten para el arrendador. No se deberán reconocer las reclamaciones de las partes contrarias. En caso de daños menores, el arrendatario deberá informar al arrendador de inmediato por teléfono sobre el incidente y escribir un informe detallado al respecto. El parte de accidente deberá contener los nombres y direcciones de las personas implicadas y de los testigos, así como las matrículas y los datos de los seguros de los vehículos implicados. No se deberán firmar otros documentos referentes al accidente que no sea el parte de accidente europeo estándar. Los daños por desgaste irán a cargo del arrendador solo si no se deben al manejo inadecuado del arrendatario. Si se detecta algún daño estando en ruta, se deberá dar parte al arrendatario por correo electrónico de inmediato. En caso de que sea necesario realizar una reparación, se deberá estacionar el vehículo de inmediato antes de que se ocasionen más daños. La continuación del viaje, incluso al taller más cercano, solo se realizará con el consentimiento previo del arrendador. Esto no aplica si por el tipo de daño se descartan daños indirectos.

En caso de avería o mal funcionamiento del vehículo (p. ej. se enciende la lámpara del motor, pinchazo), en primer lugar deberá ponerse en contacto con la línea directa de Volkswagen (garantía de movilidad). Con la garantía de movilidad el fabricante Volkswagen garantiza al arrendatario que le llevarán al siguiente taller Volkswagen y que, si es necesario, le proporcionarán un vehículo de sustitución. Solo si después de consultarlo con Volkswagen no hay ninguna responsabilidad por su parte, se deberá informar a la asistencia en carretera y se podrá hacer uso de las prestaciones del seguro.

Si el arrendatario lleva o le llevan el vehículo al taller, deberá informar al arrendador de inmediato, en horario de oficina y antes de dar la orden de reparación, acerca del taller, la duración y los costes de la reparación. El arrendatario deberá esperar a recibir la autorización para la reparación. El arrendador solo se hará cargo de los costes de reparación si él mismo ha autorizado previamente dicha reparación y solo previa presentación de los justificantes correspondientes. Se deberá comunicar de inmediato al arrendador la dirección de contacto exacta del taller. En caso de daños en el vehículo que excedan los 100,00 € (siniestro leve), el arrendatario deberá enviar al arrendador de inmediato por correo electrónico un informe de daños explicando la cronología de los hechos y una descripción de los daños.

En caso de accidente que involucre a más partes, el arrendador retendrá o reclamará la fianza, incluida la correspondiente franquicia del arrendatario, hasta que se aclare la cuestión de la culpa de forma inequívoca.

Daños en los neumáticos: los daños en los neumáticos que surjan durante el periodo de alquiler correrán a cargo del arrendatario, a menos que pueda probar que estos se ocasionaron antes de que él recogiese el vehículo o haya reservado el respectivo paquete de reducción de responsabilidad con roadsurfer. El arrendatario no debe hacerse cargo de los gastos del servicio de remolque o del montaje de los neumáticos si ha informado a la garantía de movilidad de Volkswagen o a la asistencia en carretera especificada en los documentos del alquiler. Los gastos de material, como por ejemplo los neumáticos, correrán a cargo del propio arrendatario. El arrendatario no debe montar la rueda de repuesto por sí mismo, la debe montar el servicio de remolque o la asistencia en carretera.

Impactos de piedras en las lunas: los impactos de piedras en las lunas se reparan o reemplazan en función del tamaño y de la ubicación del daño. Los costes proporcionales de las reclamaciones de coberturas parciales (franquicia de 750,00 € o en función del paquete de reducción de responsabilidad) correrán a cargo del arrendatario.

Llenado incorrecto del depósito de agua: regulación en caso de llenado incorrecto del depósito de agua y combustible diésel: no se puede limpiar el sistema de agua si se ha añadido llenado incorrectamente el depósito con combustible diésel. Se deberá reemplazar por completo. Esto afecta a los depósitos, al calentador, a la bomba, a los grifos y a las tuberías. El arrendatario deberá hacerse cargo de estos costes en su totalidad. Además, el arrendatario será responsable de todos los daños resultantes en el vehículo y en los accesorios.

Daños en el toldo: para evitar daños en el toldo, se debe tener en cuenta lo siguiente: el toldo nunca debe desplegarse si hay viento fuerte o lluvia y nunca debe dejarse sin vigilar si está desplegado. En caso de incumplimiento, los costes de un nuevo toldo y del montaje correrán a cargo del arrendatario. ¡Estos pueden exceder el importe de la fianza!

Con el fin de reducir los daños, el arrendatario está obligado a aclarar primero, en colaboración con el arrendador, si el seguro de protección durante viajes contratado cubre servicios tales como la pernoctación en hotel, el vehículo de sustitución (turismo), la retirada de vehículos, el regreso en tren, etc. En la medida en que estos servicios sean suficientes, servirán para liberar al arrendador de sus obligaciones.

Roadsurfer solo garantizará los servicios del seguro de protección durante viajes y el resto de costes correrán a cargo del arrendatario.

16. Almacenamiento de datos personales

El arrendador tiene derecho a almacenar y tratar los datos personales del arrendatario que haya recibido en el marco de la relación comercial conforme a la ley de protección de datos alemana. Esto también aplica cuando los datos se hayan recibido a través de terceros.

17. Prohibición de cesión

No está permitida la cesión de derechos derivados del contrato de alquiler a terceros, tales como la pareja u otros compañeros de viaje. Lo mismo ocurre con el ejercicio de otros derechos en nombre propio.

18. Jurisdicción

El lugar de jurisdicción para todas las disputas derivadas de este contrato es Múnich.