Skip to main content

Condiciones generales del contrato (alquiler)

1. Ley aplicable, posición del cliente y contenido del contrato

El objeto del contrato es únicamente el alquiler de un vehículo tipo furgoneta camper con un equipamiento interior estándar o personalizado y, en su caso, con accesorios para ello por parte de roadsurfer GmbH como arrendador al arrendatario.

El derecho de la República Federal de Alemania se aplica exclusivamente al contrato si el alquiler se efectúa en un establecimiento del arrendador en Alemania. La validez de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Contratos de Compraventa Internacional de Mercaderías y el derecho internacional privado alemán está excluida. En el caso de un alquiler en un establecimiento fuera de Alemania y si el arrendatario es un consumidor, es decir, una persona física que celebra un negocio jurídico con fines que no pueden atribuirse predominantemente a su actividad comercial ni a su actividad profesional autónoma (véase el artículo 13 del Código Civil alemán), se aplicarán también las disposiciones obligatorias de protección del consumidor que se aplican en el Estado en que el arrendatario tiene su residencia habitual, en la medida en que estas proporcionen al arrendatario una protección más amplia.

Los documentos pertinentes para la relación contractual son:

  1. el contrato de alquiler con las condiciones acordadas en cada caso,
  2. la confirmación de la reserva por correo electrónico,
  3. el protocolo de entrega y devolución que debe ser completado y firmado por las partes contratantes,
  4. estos términos y condiciones generales.

El arrendatario usa el vehículo bajo su responsabilidad y organiza el viaje por su cuenta. El arrendador no presta servicios de viaje. Las disposiciones legales sobre los contratos de viaje con todo incluido, especialmente los artículos 651 a-b del Código Civil alemán (BGB), no se aplican a la relación contractual ni directa ni indirectamente.

El vehículo solo se podrá utilizar en los países que forman parte de la Unión Europea y en Noruega, Islandia, Croacia, Andorra, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Montenegro, Bielorrusia y Suiza. Antes de iniciar el viaje se deberá comunicar por escrito al arrendador tanto el destino como los países por los que se viajará. Quedan excluidos los viajes a Turquía, Rusia, Marruecos, Túnez y los demás países que no formen parte de la Unión Europea dentro de la Europa geográfica.

Las furgonetas camper se utilizarán únicamente para fines privados como viajes de vacaciones, para participar en eventos deportivos o similares. Queda prohibido todo uso comercial, todo comportamiento inusual en carretera (repetir el mismo trayecto ida y vuelta) o el uso para mudanza. El incumplimiento da derecho al arrendador a rescindir el contrato de alquiler sin preaviso por causa justificada, sujeto a posibles reclamaciones por daños y perjuicios.

Se prohíbe al arrendatario utilizar el vehículo alquilado para participar en eventos deportivos de motor y pruebas de vehículos, para el transporte de materiales explosivos, altamente inflamables, tóxicos, radioactivos o peligrosos de cualquier otro modo. También está prohibido utilizar el vehículo para la comisión de delitos aduaneros u otros delitos penales, aunque estos solo sean punibles con arreglo a la legislación del lugar del delito, para el subarriendo o el préstamo o para otros fines comerciales -excepto los expresamente acordados en el contrato- o para otros usos que vayan más allá del uso contractual. En caso de duda sobre el uso del vehículo alquilado, el arrendador se reserva el derecho de no entregarlo.

Está sumamente prohibido tapar los logos de roadsurfer con otro tipo de pegatinas. Se podría permitir un pegado suplementario (co-branding) en casos individuales y tras previo acuerdo.

El alquiler de una furgoneta camper para su uso como espacio de oficina para actividades de oficio del arrendatario o de sus empleados (en caso de alquiler por parte de clientes corporativos) no constituye un uso con fines comerciales.

2. Conductores autorizados

En principio, todas las personas físicas mayores de edad que hayan estado en posesión de un permiso de conducir válido de clase 3 o B durante al menos un año en el momento del alquiler tienen derecho a conducir la camper.

El arrendatario y todos los conductores se registrarán por escrito en el contrato de alquiler y deben presentar el original de su permiso de conducir al arrendador cuando entregan el vehículo. No se aceptarán copias. El responsable del vehículo de alquiler para el período de alquiler acordado es el arrendatario.

El arrendatario tiene que representar las acciones del conductor como si fueran sus propias acciones. Varios arrendatarios son responsables como deudores conjuntos.

Todas las personas que viajen con el arrendatario durante el período de alquiler deben ser nombradas al propietario. En caso de duda sobre la veracidad de la declaración del propósito y el número de compañeros de viaje, el arrendador se reserva el derecho de no entregar el vehículo de alquiler.

El vehículo alquilado solo podrá ser conducido por el propio arrendatario y los conductores especificados en el contrato de alquiler. Si el arrendatario permite que un conductor no autorizado conduzca el vehículo de alquiler, se considerará una violación de las condiciones de alquiler. El arrendatario es responsable de todos los daños causados por un conductor no autorizado. El conductor no autorizado no disfruta de la protección del seguro a través de los servicios adicionales ofrecidos por la empresa de alquiler (paquetes de cobertura, etc.). La cobertura en estos casos se encuentra exclusivamente dentro del ámbito del seguro de responsabilidad civil legal.

El alquiler del vehículo a clientes corporativos solo estará permitido para fines privados según la cláusula 1 del arrendador o sus empleados. Si, sobre la base de la disposición contractual del contrato de alquiler, se permite al arrendatario, como cliente empresarial, dejar el vehículo de alquiler a sus empleados, el arrendatario está obligado a asegurarse de que el vehículo solo será entregado a los empleados autorizados a conducir según la presente cláusula 2.

El arrendatario o los conductores no están autorizados a conducir el vehículo alquilado si su capacidad de conducir se ve afectada, especialmente bajo la influencia del alcohol, las drogas o en caso de enfermedad.

3. Precios

El precio del alquiler incluye el alquiler del vehículo durante el periodo de tiempo especificado en el contrato de alquiler. También cubre los costes de mantenimiento y reparación de piezas desgastadas por el uso, así como la cobertura de seguro acordada. Los precios publicados en https://roadsurfer.com/es/ en el momento de la celebración del contrato incluyen el tipo de IVA aplicable. Los precios del alquiler pueden consultarse en la lista de precios de roadsurfer en https://roadsurfer.com/es/precios/.

El precio del alquiler no incluye peajes, combustible, tarifas de aparcamiento, tarifas de camping ni otros gastos de lugares de estacionamiento o tarifas de transporte como costes de ferri.

Además, las multas o sanciones correrán a cargo del arrendatario. Roadsurfer GmbH cobra una tarifa de 19,00 € por sanción en concepto de gestión de multas, radares y multas de aparcamiento.

El arrendatario autoriza al arrendador a cargar los gastos de alquiler del vehículo que se adeuden de la relación contractual y todas las demás reclamaciones relacionadas con el contrato de alquiler en la tarjeta de crédito presentada en el momento de la celebración del contrato de alquiler o posteriormente o designada en el contrato de alquiler. En particular, el arrendatario autoriza al arrendador a cargar en cuenta, mediante la tarjeta de crédito, la tarifa acordada según esta cláusula 3 de las CGC para multas, radares y multas de aparcamiento, los gastos de tramitación de los daños según la cláusula 11 y los gastos de tramitación de los peajes según la cláusula 14. Todos los kilómetros que el arrendatario recorra con el vehículo de alquiler están incluidos en el precio del alquiler diario, a menos que se acuerde lo contrario por escrito y el comportamiento en carretera no sea inusual. Si el arrendador pone en duda la finalidad del alquiler y posteriormente se aprecia un mal uso, el arrendatario estará obligado a pagar una indemnización por daños y perjuicios.

Por regla general, los descuentos especiales (promociones, ofertas a empleados o promociones de ferias) no se pueden combinar con otros descuentos como descuentos por alquiler de larga duración o reserva anticipada.

4. Reserva

Al enviar el formulario de reserva rellenado, el arrendatario envía una oferta vinculante para cerrar el contrato de alquiler y reconoce las condiciones generales del contrato de roadsurfer GmbH mediante un procedimiento «opt-in» durante el proceso de reserva.

A título informativo, el arrendatario recibe un mensaje en la página de reserva y un correo electrónico automático directo de roadsurfer para confirmar la recepción de la solicitud de reserva. La reserva del alquiler será vinculante para el arrendatario (= conclusión del contrato) y se considerará que el vehículo está realmente reservado solo después de que el arrendatario reciba la confirmación por escrito y enviada de forma activa por parte de roadsurfer (por correo electrónico) a través del portal de reservas https://booking.roadsurfer.com/?lang=es.

El arrendador tiene derecho, en el ámbito de su propia libertad de disposición, a negarse a concertar un contrato de alquiler.

El importe del depósito de una reserva es el 50 % del total del precio del alquiler (incluidos los extras y la tarifa de alquiler) y debe abonarse dentro de los 7 días posteriores a realizar la reserva. Roadsurfer deberá recibir el pago del 50 % restante al menos 30 días antes del inicio del viaje. Si la reserva se hace con menos de 7 días de antelación para el inicio del viaje, el precio total del alquiler debe abonarse inmediatamente. Si el depósito o el resto del pago no llegan dentro del plazo, el arrendador podrá decidir a su discreción cuándo cancelar definitivamente la reserva.

5. Anulación

Todos los alquileres con un período de viaje en 2020 pueden ser aplazados o cancelados sin cargo hasta 48 horas antes del comienzo del viaje. En caso de cancelación, el depósito o la cantidad total se acreditará inmediatamente en forma de un vale para un nuevo alquiler.

En caso de anulación entre 59 y 15 días antes del inicio del periodo de alquiler, se deberá abonar el 50 % del precio total. En caso de anulación entre 14 y 0 días antes del primer día de alquiler, se deberá abonar a roadsurfer el precio total del alquiler, inclusive el 100 % de los extras, a menos que el arrendatario demuestre que a roadsurfer no ha sufrido gastos o que éstos han sido menores como resultado de la no aparición del alquiler

El equipamiento ya reservado no puede ser cancelado por separado de una reserva. Los costes del equipamiento como portabicicletas o baño portátil no se reembolsarán en caso de cancelación, a menos que el arrendatario demuestre que a roadsurfer no ha sufrido gastos o que éstos han sido menores como resultado de la no aparición del alquiler.

6. Método de pago y fianza

En el momento de recoger el vehículo, el arrendador deberá pagar una fianza de 800,00 € con tarjeta de crédito como seguridad para la devolución del vehículo limpio y en perfectas condiciones. La fianza se confirmará al arrendatario en el formulario del contrato de alquiler. Si no se deposita la fianza no se entregará el vehículo. Si no se abona el depósito, el pago completo o la fianza a tiempo, el arrendador se guarda el derecho a rescindir el contrato de alquiler sin preaviso por causa justificada, sujeto a posibles reclamaciones por daños y perjuicios.

Cuando se entregue el vehículo al inicio del periodo de alquiler, se registrarán por escrito los desperfectos ya existentes en el vehículo y se entregará la lista al arrendatario. Si el vehículo se devuelve sin daños, a excepción de los daños registrados en el informe de estado, se realizará el reembolso de la fianza en un plazo de 8 semanas después de finalizar el alquiler, si se ha pagado con tarjeta de débito. El bloqueo del depósito por tarjeta de crédito se liberará automáticamente una vez que haya expirado el plazo legal. Sin embargo, esto no exime al arrendatario de la responsabilidad por defectos o desperfectos encubiertos u ocultos que el arrendador pueda descubrir posteriormente. En caso de accidente con la otra parte implicada en el accidente, el depósito, incluido el deducible del arrendatario, será retenido o reclamado por el arrendador hasta que la cuestión de la culpabilidad se haya aclarado claramente en los tribunales o fuera de ellos.

Se cobrarán al arrendatario tarifas o gastos adicionales (por ejemplo, gastos de limpieza especial) al devolver el vehículo, siempre que se puedan calcular en ese momento. Si se incurre en gastos adicionales, por ejemplo, debido a una multa, o si se han producido daños en el vehículo de alquiler que se hayan comprobado al devolverlo, el arrendador cobrará en este caso al arrendatario estos y otros gastos administrativos (por ejemplo, gastos de tramitación de reclamaciones, tramitación de multas) en una fecha posterior, si el arrendador ha tenido conocimiento de estos gastos.

El arrendador tiene derecho a retener los costes o gastos adicionales correspondientes directamente de la fianza.

El arrendatario podrá formular objeciones a este cálculo en un plazo de 14 días a partir de la recepción de la carta, por correo electrónico o por correo postal; esto también se aplica a la prueba de que el arrendatario no es el causante. Si el arrendatario no reacciona en este plazo, se le cargarán los gastos.

7. Periodo de alquiler

El periodo de alquiler se extiende desde la entrega acordada del automóvil hasta la devolución final. El periodo mínimo de alquiler es de 3 noches todo el año.

La devolución del vehículo debe realizarse antes de la hora indicada en el contrato de alquiler.

Si se excede el periodo de alquiler, se cobrarán 50,00 € por cada hora de más. A menos que el arrendatario no sea responsable de la devolución tardía, por lo que la carga de la prueba recae en el arrendatario. El cargo máximo por 24 horas de retraso es de 500 €. Si al exceder el periodo del alquiler se obstaculiza un alquiler posterior, el arrendatario estará obligado a compensar los daños originados (p. ej. pérdida de ganancias).

Aunque se devuelva el vehículo antes de la fecha de entrega acordada, se deberá pagar el precio total del alquiler acordado en el contrato. Por norma general, no existe por parte del arrendador ningún acuerdo para convertir automáticamente el contrato de alquiler de un vehículo en un alquiler continuo por un periodo indeterminado.

8. Recogida y entrega del vehículo de alquiler

La recogida y entrega del vehículo de alquiler tendrán lugar en las instalaciones de roadsurfer. El arrendatario deberá recoger el vehículo en el lugar y a la hora acordada en el contrato de alquiler.

En algunos casos puede ocurrir que los vehículos tengan un portabicicletas montado, a pesar de que el arrendatario no lo haya reservado, con el fin de garantizar el buen desarrollo del negocio. El arrendador no está obligado a desmontar el portabicicletas. Para las reservas de ferris se aplican las medidas de longitud del vehículo indicadas en la página web (hasta 6 metros en cada caso).

Al finalizar el periodo de alquiler, el arrendatario está obligado a devolver el vehículo en el lugar y a la hora acordada en el contrato de alquiler. Si el vehículo alquilado no se devuelve en el día acordado en el contrato de alquiler y si el arrendatario no notifica inmediatamente el motivo de la devolución tardía, el arrendador debe suponer que el arrendatario está utilizando el vehículo alquilado de manera ilegal. El arrendador tiene entonces derecho a presentar una denuncia ante la autoridad competente.

Al devolver la camper, el arrendatario está obligado a inspeccionar el vehículo alquilado junto con un representante del arrendador y a informar a este último de cualquier daño causado durante el período de alquiler. El arrendador se reserva el derecho de retirar el vehículo después de que haya sido completamente limpiado. La inspección conjunta no conduce a la exclusión de las reclamaciones del arrendador con respecto a los daños no especificados (especialmente los daños ocultos). No se trata de un reconocimiento negativo de culpa.

El vehículo debe devolverse con el depósito lleno. Si devuelve el depósito parcialmente lleno, roadsurfer se encargará de llenarlo y le cobrará los gastos de gasolina y una tarifa de gestión de 19,00 €. El importe podrá descontarse directamente de la fianza.

El arrendatario deberá devolver el vehículo limpio por dentro (tal y como estaba cuando lo recogió). El arrendador se hará cargo de la limpieza interna y externa adicional, cubierta por la tarifa de alquiler.

En caso de suciedad importante p. ej. en la tapicería, en el techo interior o en las paredes interiores, se retendrán de la fianza y se cobrarán al menos con una tarifa plana especial de limpieza de 200 €, con lo que el arrendatario podrá demostrar que no se ha producido ningún daño o que el daño es considerablemente inferior a la tarifa plana especial de limpieza. Asimismo, el arrendatario debe asumir los gastos de limpieza exterior en caso de suciedad muy pesada (por ejemplo, el barro).

Si el vehículo alquilado no se devuelve con el interior limpio como es debido (barrido, aspirado y sin polvo), se cobrará una tarifa de limpieza especial de 100 €, con lo que el arrendatario podrá demostrar que no se ha producido ningún daño o que el daño es considerablemente inferior a la tarifa cobrada.

9. Deber de cuidado y de diligencia

El arrendatario está sujeto al deber de diligencia en lo que respecta al objeto alquilado y está obligado a seguir escrupulosamente las instrucciones de funcionamiento del vehículo y de todos los aparatos instalados. El arrendatario debe tratar el vehículo con cuidado y seguir todos los reglamentos y normas técnicas aplicables, así como cerrar siempre el vehículo correctamente y protegerlo contra robos. El arrendador se compromete específicamente a cumplir las normas de tráfico existentes en cada país. Solo se permite conducir con bombona de gas si está asegurada o desbloqueada.

El arrendatario y los acompañantes tienen la responsabilidad de cumplir con las normas de cambio de divisa, salud, peajes, pasaporte, visado, tráfico y aduanas. Cualquier coste o desventaja que pueda resultar de la inobservancia de las normas correrá a cargo de estas personas.

No se permite fumar en los vehículos alquilados. Si se hace caso omiso de la prohibición de fumar en el vehículo de alquiler, se retendrán 500 euros de la fianza para compensar la pérdida de valor y para que se lleve a cabo un servicio profesional de eliminación de humo. El arrendatario puede demostrar que no ha sufrido ningún daño o que el daño es considerablemente menor que la tasa de limpieza especial.

Las mascotas, sobre todo los perros, solo se pueden llevar en las furgonetas diseñadas y marcadas especialmente para dueños de animales de compañía. Estas furgonetas se pueden reservar en Internet con una tarifa especial. En el resto de furgonetas que no estén marcadas como «apta para perros» no está permitido llevar animales. Si el arrendatario incumple esta norma, deberá hacerse cargo de todos los costes adicionales de limpieza (retirada de pelos de animal, tratamiento con ozono, etc.) y pagar 500 € por la pérdida de valor del vehículo. Si una furgoneta «apta para perros» presenta arañazos o está especialmente sucia después de transportar un animal de compañía, el arrendador también se reserva el derecho de cobrar al arrendatario posteriormente la correspondiente pérdida de valor del vehículo y los gastos de limpieza.

10. Reparación y mantenimiento

Durante el período de alquiler, el arrendatario está obligado a tomar todas las medidas necesarias para mantener la camper en el estado en que se encontraba cuando la alquiló. El arrendatario prestará atención a las luces de advertencia de la pantalla del vehículo y tomará todas las medidas necesarias de acuerdo con las instrucciones de funcionamiento.

En particular, el arrendatario está obligado a comprobar el nivel de aceite, el nivel de agua de refrigeración, la presión de los neumáticos y el estado de los mismos antes y durante el viaje.

El arrendatario recibirá un tanque lleno de Adblue. El arrendatario está obligado a comprobar el tanque de Adblue con regularidad y, si se encienden las señales de advertencia, asegurarse de llenar el Adblue correctamente, a su costa.

El arrendatario es responsable de todas las consecuencias resultantes de la violación de estas obligaciones de mantenimiento.
Los gastos corrientes de mantenimiento, como el combustible del vehículo de alquiler, corren a cargo del arrendatario durante el período de alquiler acordado. Los costes de los servicios de mantenimiento prescritos y de las reparaciones necesarias por desgaste correrán a cargo del arrendador.

Se prohíbe toda modificación o intervención mecánica en la camper sin el consentimiento previo por escrito del arrendador. En caso de violación de esta regla, el arrendatario está obligado a pagar los gastos necesarios para devolver el vehículo al estado en que se encontraba cuando fue alquilado.

Las reparaciones que sean necesarias para garantizar la seguridad operacional o de tráfico del vehículo solo podrán ser encargadas por el arrendatario con el consentimiento del arrendador durante el período de alquiler. El arrendador correrá con los gastos de la reparación siempre y cuando se presenten los recibos correspondientes, a menos que el arrendatario sea responsable de los daños.

11. Responsabilidad del arrendatario y seguro

En caso de accidente, pérdida, robo o utilización indebida del vehículo de alquiler o incumplimiento de las obligaciones contractuales de conformidad con los artículos 2, 8, 9 y 10 de estas CGC, el arrendatario será responsable de los gastos de reparación en que incurra como consecuencia, en caso de pérdida total del valor de sustitución del vehículo de alquiler menos el valor residual, a menos que el arrendatario no sea responsable de la ocurrencia de los daños. Además, el arrendatario también es responsable de cualquier daño consecuente, en particular la depreciación, los gastos de grúa y los servicios de perito. La responsabilidad del arrendatario no es aplicable si ni él ni el conductor son responsables de los daños.

El vehículo de alquiler está asegurado contra responsabilidad civil y a todo riesgo. La suma de cobertura del seguro de responsabilidad civil asciende a 100 millones de euros.

El arrendador estará autorizado a cumplir o defender las reclamaciones por daños y perjuicios que se hagan valer contra el arrendatario en nombre de este y a hacer todas las declaraciones que le parezcan apropiadas a tal fin dentro del ámbito de su debida discreción.

Si se hacen valer reclamaciones contra el arrendatario fuera o dentro de los tribunales, el arrendatario está obligado a denunciarlo inmediatamente después de que se haga valer la reclamación. En el caso de las reclamaciones hechas en el tribunal, el arrendador se encargará de dirigir el litigio. El arrendador tendrá derecho a contratar un abogado en nombre del arrendatario, a quien deberá otorgar un poder y proporcionar toda la información necesaria y los documentos solicitados.

El arrendador indemnizará al arrendatario de acuerdo con los principios de una póliza de seguro a todo riesgo basada en las condiciones de muestra actualmente válidas de las Condiciones Generales del Seguro de Vehículos con una franquicia más un coste por daños y perjuicios de 49 € (por daño) sobre el vehículo de alquiler. El arrendatario puede demostrar que el arrendador no ha sufrido ningún daño o que el daño es considerablemente inferior a la tarifa fijada.

La exención de responsabilidad cubre los daños causados por accidente, es decir, por un acontecimiento repentino que actúa directamente desde el exterior con fuerza mecánica; los daños operacionales y los daños por rotura pura no son daños accidentales. Asimismo, los daños entre un vehículo tractor y un vehículo remolcado o un remolque sin impacto externo no se consideran daños accidentales.

Por lo tanto, la exención de responsabilidad no cubre en particular los daños causados por un error de conmutación o de carga de combustible inapropiado (tanque de agua o tanque de combustible diésel) o por la carga.

Tampoco están cubiertos por la exención de responsabilidad los daños al toldo, al interior del vehículo de alquiler o al techo elevable, incluida la tienda del techo, causados por errores de funcionamiento.

Toma nota de la siguiente información:

  • Nunca extiendas el toldo con viento fuerte o lluvia y nunca lo dejes desatendido cuando esté abierto. El arrendatario deberá asumir los costes de un nuevo toldo con su respectiva instalación en caso de incumplimiento. Estos costes pueden exceder el importe de la fianza.
  • Si se llena el depósito de agua con diésel, no se podrá limpiar el sistema. Debe ser reemplazado completamente. Esto incluye tanques, caldera, bomba, grifos y tuberías. Los gastos los asumirá en su totalidad el arrendatario. El arrendatario también es responsable de cualquier daño resultante del vehículo de alquiler y sus accesorios. Lo mismo se aplica si el depósito de combustible diésel se llena de manera indebida.

El arrendatario es plenamente responsable -e independiente de su culpa- de los siguientes daños, por lo que la responsabilidad puede limitarse parcialmente o excluirse mediante los correspondientes paquetes de cobertura (punto 13):

  • Daños a los neumáticos: Los costes del servicio de grúa, de los propios neumáticos o del montaje de los neumáticos también correrán a cargo del arrendatario. La rueda de repuesto del vehículo de alquiler no puede ser montada por el propio arrendatario, sino solo por un servicio de grúa o de reparación de averías;
  • Daños en las ventanas a causa de desprendimiento de piedras: Los daños en las ventanas por desprendimiento serán reparados o reemplazados dependiendo del tamaño y la ubicación;
  • Daños en el interior del vehículo.

No hay cobertura de seguro para los daños al vehículo causados por el uso de ferris o trenes automotores. Todos los gastos de los daños ocasionados en los respectivos medios de transporte correrán a cargo del arrendatario. El arrendatario está obligado a informar al arrendador de los daños causados por el transporte en el ferry y en otros medios de transporte.

Los jóvenes conductores menores de 23 años tienen una franquicia de 2500 € por daño. En todos los demás casos la franquicia es de 1500 €. El arrendador tiene la posibilidad de reducir las cantidades deducibles en varios paquetes de cobertura ofrecidos por la arrendadora en su sitio web en la sección de Extras, para más detalles véase el apartado 13.

El arrendatario es plenamente responsable en caso de incumplimiento intencional de las obligaciones contractuales, en particular de los daños causados por el uso de un conductor no autorizado o el uso del vehículo de alquiler para fines prohibidos. Si el arrendatario ha cometido intencionadamente un atropello con fuga o ha violado sus obligaciones de acuerdo con el artículo 12, también será plenamente responsable, a menos que la violación no influya en la determinación de los daños. En caso de violación de una obligación contractual por negligencia grave, el arrendatario es plenamente responsable si causa el daño intencionalmente. Si causa el daño por negligencia grave, será responsable en una proporción correspondiente a la gravedad de su falta; la carga de la prueba de la ausencia de negligencia grave recaerá en el arrendatario.

En todos los demás aspectos, el arrendatario es el responsable según las normas legales.

El arrendador cuantificará y liquidará las reclamaciones sobre la base de las estimaciones de costes de un taller autorizado alemán o por su propio personal especializado utilizando un programa informático estándar para el cálculo de reclamaciones (SilverDAT) y sobre la base de la estructura de costes de un taller autorizado en la sede del arrendador.

Para la liquidación de un daño de cualquier tipo que se haya producido durante el período de alquiler y que tenga que ser procesado por el propietario, se cobrará una tasa de tramitación de 49 €.

El estacionamiento prematuro de los vehículos de alquiler en o cerca de la oficina de alquiler (ya sea un local público o privado) será a riesgo propio. El arrendador no es responsable de los daños que se produzcan hasta el final oficial del período de alquiler.

En caso de pérdida de los documentos del vehículo, el arrendador cobrará una tasa de tramitación de 200 €. En caso de pérdida de la llave, el arrendador cobrará una tasa de tramitación de 1.000 €.

12. Accidentes y daños

En caso de avería o mal funcionamiento del vehículo de alquiler (por ejemplo, se encienden las luces del motor o se pincha un neumático), hay que ponerse en contacto con la línea de atención al cliente de la empresa de alquiler para aclarar el procedimiento a seguir.

El arrendatario está obligado a informar de inmediato por escrito a roadsurfer GmbH de cada desperfecto que sufra el vehículo durante el periodo de alquiler, informando de todos los detalles del suceso que haya provocado dichos desperfectos. El informe del accidente debe contener, en particular, los nombres y direcciones de las personas involucradas y de los posibles testigos, así como los números de matrícula y los datos del seguro de los vehículos implicados. Para ello, el arrendatario rellenará cuidadosa y verazmente todos los puntos del formulario de informe del accidente en la guantera de los documentos del vehículo. Este formulario también puede solicitarse al arrendador en cualquier momento por teléfono o a través de la página web del arrendador. El arrendatario debe enviar inmediatamente el formulario escaneado a damage@roadsrufer.com.

En caso de que el arrendatario no cumpla con esta obligación, el arrendador se reserva el derecho de cobrarle una penalización de 1000 €. Además, habrá una posible responsabilidad de acuerdo con la cláusula 11.

En caso de accidente, incendio, robo, daño causado por animales de caza u otros daños, el arrendatario deberá además informar de inmediato a la policía local. Esto también aplica para accidentes en los que el arrendatario es el único responsable, sin la intervención de terceros. Si el arrendatario no da parte de los daños a la policía, será totalmente responsable de todos los perjuicios económicos que resulten para el arrendador. No se deberán reconocer las reclamaciones de las partes contrarias.

Aparte del parte europeo estandarizado de accidente, no se podrá firmar ningún otro documento relacionado con el accidente.

Si se detectan daños durante el viaje, se informará inmediatamente al arrendador por correo electrónico. En caso de que sea necesaria una reparación, se deberá aparcar el vehículo de alquiler inmediatamente antes de que se produzcan más daños. La continuación del viaje, incluso hasta el siguiente garaje, solo se permite con el consentimiento previo del arrendador. Esto no se aplica si, de acuerdo con la naturaleza del daño, puede excluirse el daño consecuente.

Si el arrendatario lleva el vehículo de alquiler a un taller o lo hace llevar a un taller, se debe informar inmediatamente al arrendador, durante el horario de trabajo de este y antes de que se emita la orden de reparación, sobre el taller, la duración y los costes de la reparación. Hay que esperar la aprobación de la reparación. El arrendador solo asumirá los gastos de la reparación si esta ha sido aprobada por el arrendador previamente y solo tras presentación de los recibos correspondientes. El arrendador debe ser informado inmediatamente de la dirección exacta de contacto del taller.

13. Paquetes de cobertura

Al reservar los paquetes de cobertura, el arrendatario tiene la posibilidad de reducir su responsabilidad de acuerdo con la sección 11. Cada reserva incluye automáticamente el paquete de cobertura «Basic». Este incluye los siguientes componentes:

  • Franquicia de 1500 o 2500 € (conductores jóvenes menores de 23 años)
  • Número ilimitado de kilómetros
  • Un conductor adicional sin recargo
  • Servicio de movilidad: En caso de averías en el país y en el extranjero, el arrendador se esforzará por proporcionar un coche de sustitución o hacer que se lleve a cabo una reparación lo antes posible
  • Servicio de averías: Todos los servicios se organizarán únicamente por el propietario y a su discreción y se coordinarán llamando a la línea de atención al cliente de 24 horas del propietario

Si se añade el paquete de cobertura «Advanced», el arrendatario tiene derecho a los siguientes servicios adicionales:

  • Dos conductores adicionales sin cargo adicional
  • La franquicia (véase el punto 11) se reduce a 800 o 1.500 € (conductores jóvenes menores de 23 años)
  • Seguro de parabrisas pequeño: No hay responsabilidad del arrendatario por daños en el parabrisas debido a astillas de piedra fuera del campo de visión con grietas de hasta un máximo de 2 cm

Si se añade el paquete de cobertura «Complete», el arrendatario tiene derecho a los siguientes servicios adicionales:

  • Número ilimitado de conductores adicionales
  • La franquicia (véase el punto 11) se suprime o se reduce a 500 € (conductores jóvenes menores de 23 años)
  • Seguro para parabrisas grande: No hay responsabilidad del arrendatario por daños en el parabrisas debido a las astillas de piedra
  • Seguro de neumáticos: No hay responsabilidad del arrendatario por los daños de los neumáticos
  • Seguro interior: No hay responsabilidad del arrendatario por daños en el interior (excepto el toldo o el techo elevable)

Aunque la responsabilidad se reduzca al reservar el paquete de cobertura Advanced o el paquete de cobertura Complete, las normas de responsabilidad general según la sección 11 se aplican en caso de que el arrendatario sea responsable de los daños. En particular, el arrendatario es plenamente responsable del incumplimiento de una obligación contractual por negligencia grave si causa el daño intencionadamente. Si causa el daño por negligencia grave, será responsable en una proporción correspondiente a la gravedad de su falta; la carga de la prueba de la ausencia de negligencia grave recaerá en el arrendatario.

14. Responsabilidad del arrendatario

Toda responsabilidad del arrendador por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales se limita a la intención y la negligencia grave, incluida la intención y la negligencia grave de sus representantes y auxiliares ejecutivos. El arrendador será responsable, de conformidad con las disposiciones legales, en caso de incumplimiento de una obligación contractual esencial (obligación cardinal). En este caso, la responsabilidad se limita al alcance de la indemnización por los daños previsibles típicos del contrato. La responsabilidad por daños culposos a la vida, el cuerpo o la salud no se verá afectada.

El arrendador pondrá a disposición el vehículo de alquiler en el momento del alquiler. En caso de que el vehículo alquilado no esté disponible al comienzo del viaje por cualquier motivo, el arrendador proporcionará un vehículo de sustitución adecuado. En caso de que esto tampoco sea posible, los pagos realizados serán devueltos al arrendatario.

Dentro de los límites de lo posible, el arrendador tratará de proporcionar al arrendatario un vehículo de sustitución en caso de daños o reparaciones durante el período de alquiler en curso, siempre que esté disponible. Excepto por los daños debidos a defectos iniciales, el alquiler debe seguir pagándose incluso durante un caso de daños o de taller, una reducción según el § 536 BGB (Código Civil alemán) queda excluida a este respecto. Los días de taller necesarios o los días de vacaciones perdidos debido a daños ocurridos durante un período de alquiler no se reembolsarán al arrendatario.

Si el arrendatario deja objetos al devolver el vehículo de alquiler, el arrendador solo está obligado a conservarlos si ello es razonable y el arrendatario está obligado a asumir los gastos.

Si los vehículos privados se estacionan excepcionalmente en los terrenos del arrendador, este no asume ninguna responsabilidad por daños o robos.

15. Cargos de peaje

El arrendatario se tiene que encargar de pagar todos los peajes y/o tasas de registro directamente en el lugar, por adelantado mediante transferencia bancaria o a través de tarjeta de crédito. Antes de visitar el país de vacaciones, el arrendatario se compromete a informarse sobre los peajes y las zonas medioambientales y, si es necesario, a registrarse con antelación. Para viajar a Noruega, el arrendatario debe informarse primero sobre los medios de pago en www.autopass.no. Además, el arrendatario está obligado a registrarse en www.epcplc.com/rental antes de entrar en el país. Para viajar a Suecia, el arrendatario debe registrarse con antelación en www.epass24.com. El número de matrícula del vehículo puede añadirse a la matrícula después de entregar el vehículo de alquiler.

Si el arrendatario comienza desde una de oficina de roadsurfer en Francia, el vehículo ya está equipado con una placa ambiental (Crit’ Air). Si el arrendatario desea ir a Francia con un vehículo alquilado en una oficina de roadsurfer fuera de Francia, deberá notificarlo al arrendador al menos dos semanas antes del comienzo del período de alquiler para obtener la información necesaria sobre el vehículo. En Portugal, el registro o la compra de una Toll Card (tarjeta de peaje) www.portugaltolls.com es solo necesario si el arrendatario conduce por una ruta con peajes electrónicos. Estas rutas están especialmente marcadas.

En caso de incumplimiento, el arrendador cobrará una tasa de tramitación de 19 € por cada requerimiento de pago, además de las tasas de peaje y las posibles multas.

16. Almacenamiento de datos personales

En el curso de la ejecución o cumplimiento del contrato con el arrendatario, es necesario que el arrendador procese los datos personales del arrendatario. El alcance del tratamiento de los datos, así como la base jurídica pertinente y la información adicional de conformidad con el artículo 13 del RGPD, pueden consultarse en la declaración de protección de datos del arrendador. Esto está disponible en: https://roadsurfer.com/es/proteccion-de-datos/.

En principio no se transmitirán datos a terceros.

Sin embargo, las autoridades gubernamentales o los proveedores de servicios privados (por ejemplo, los operadores de aparcamientos, de peaje) pueden solicitarnos que facilitemos estos datos en casos concretos.

Como resultado del uso de un dispositivo de navegación, los datos de navegación introducidos durante el período de alquiler pueden almacenarse en el vehículo de alquiler si es necesario. Si se conectan teléfonos móviles u otros dispositivos al vehículo de alquiler, los datos de estos dispositivos también pueden almacenarse en el vehículo de alquiler. Si el arrendatario desea que los datos mencionados no se almacenen más en el vehículo de alquiler después de la devolución del mismo, debe asegurarse de que se eliminen antes de devolver el vehículo. La eliminación se puede efectuar restableciendo los sistemas de navegación y comunicación del vehículo a los ajustes de fábrica. Las instrucciones se encuentran en el manual de instrucciones que se encuentra en la guantera. El arrendador no está obligado a eliminar los datos mencionados.

17. Prohibición de cesión

No está permitida la cesión de derechos derivados del contrato de alquiler a terceros, tales como la pareja u otros compañeros de viaje. Lo mismo ocurre con el ejercicio de otros derechos en nombre propio.

18. Jurisdicción y plazo de prescripción

El lugar de jurisdicción para todas las disputas derivadas de este contrato es Múnich.

Si el accidente ha sido registrado por la policía, las reclamaciones de daños y perjuicios del arrendador contra el arrendatario solo se harán efectivas después de que el arrendador haya tenido la oportunidad de inspeccionar el expediente de la investigación. El plazo de prescripción comienza como muy tarde seis meses después de la devolución del vehículo.