Skip to main content

En furgoneta por los Alpes con perro

Cuatro personas, un perro y 3500 km en 14 días

¿Cuatro personas y un perro de camping en furgoneta por los Alpes? En autocaravana suena factible pero, ¿y en furgoneta? ¡Claro que sí! Porque la compacta campervan de roadsurfer es más espaciosa de lo que parece.

Autor: Ronny Rzepus

En furgo por los Alpes


En furgo por los Alpes: Listos para el gran viaje

Como fotógrafos aficionados, para nosotros es esencial estar siempre en el lugar indicado en el momento exacto para capturar la luz más bonita. Con nuestra roadsurfer, siempre lo hemos logrado. Nos permite ser flexibles cuando el clima nos obliga a cambiar de planes. La sensación de libertad que nos da conducir siempre hacia donde queremos ir es indescriptible. ¡Para nosotros, más que unas simples vacaciones!

Alquilamos la camper en Múnich, cargamos rápidamente el equipaje y nos ponemos en marcha. Hay espacio de sobra para nuestras cuatro maletas y tres mochilas. Austria, ¡allá vamos!

Primera parada con la furgoneta: Hallstatt

Encontramos rápidamente un estacionamiento gratuito para nuestra camper. Con la app «Park4night» encontramos un aparcamiento tranquilo a menos de 15 minutos a pie de Hallstatt. Nada más aparcar, bajo los rayos del sol nos dirigimos a la acogedora ciudad mercado situada a la orilla del lago de Hallstatt. Tras pasar todo el día explorándola, regresamos a nuestra camper. Para cenar, tenemos sopa de puerro recién preparada en la cocina de la furgo y queso. Después, desplegamos rápidamente el techo elevable y extendemos la cama debajo. ¡Hasta mañana!

Disfrutar de la cerveza de Hallstatt con las mejores vistas

A la mañana siguiente toca volver a levantarse temprano para ir a sacar fotos. Estar directamente en el lugar hace que todo sea un poco más fácil. Mientras comemos y disfrutamos de una cerveza de Hallstatt bien fría con las mejores vistas, decidimos quedarnos una noche más.

En furgo por los Alpes

Dado que a la mañana siguiente estaba muy nublado, no nos estresamos por llegar a nuestro siguiente destino al alba. Conducimos alrededor de una hora montaña arriba hasta Loser Panorama-Straße. Abajo todo es verdor, mientras que aquí arriba aún hay nieve. Desayunamos en la furgoneta disfrutando de las vistas panorámicas más hermosas. A continuación, continuamos nuestro viaje hacia Eslovenia.

Próxima parada: el lago de Bled

Por la tarde llegamos a Bled (nuestra primera vez en un camping de pago), donde cargamos las baterías de las cámaras, rellenamos nuestras botellas de agua y nos refrescamos. Desafortunadamente, llueve durante toda la tarde y la noche. Aprovechamos para ponernos cómodos en la furgo con un plato de pasta, vino y «Juego de tronos» en el portátil. Las primeras horas del día siguiente no tenemos mucha más suerte con el tiempo, pero aun así sacamos unas bonitas fotos bajo la lluvia.

Absolutamente recomendable: atravesar Eslovenia en furgoneta

Una o dos horas después el sol se abre paso y nos ponemos en marcha de nuevo. El viaje por Eslovenia nos deja completamente impresionados. Las carreteras serpentean a través de las altas montañas verdes rodeadas de multitud de cataratas y ríos de aguas turquesas. A causa de la lluvia del día anterior, la niebla se cierne sobre el valle, dándonos la sensación de que nos encontramos en el Amazonas. ¡No esperábamos ver algo así!

En furgo por los Alpes

¡Hola, Tirol del Sur!

Aún con los paisajes eslovenos en la mente, ponemos rumbo a Italia. Tras unas cuatro horas, llegamos por la tarde al Lago di Braies, donde también pasamos la noche directamente en un aparcamiento. Después de sacar un par de fotos, continuamos nuestro camino hacia el lago Carezza. Por la mañana, cuando sus aguas están tranquilas, el lago refleja la sierra y los bosques que lo rodean. ¡Un lugar de ensueño para cualquier fotógrafo!

Y por la noche, ¡barbacoa!

No muy lejos del lago, encontramos un camping estupendo que cuenta con sus propios baños termales y unas hermosas vistas de las Dolomitas. Dos horas de descanso y de contemplar las increíbles vistas desde la piscina exterior nos bastan para reponer nuestras energías. A la hora de cenar, encendemos nuestra barbacoa.

En furgo por los Alpes

Al día siguiente continuamos nuestro viaje hacia el Alpe de Siusi. Por la mañana, alcanzamos los pastos de montaña más grandes de Europa en aproximadamente veinte minutos acompañados de un tiempo espléndido. Pasamos allí medio día. Después de tanto viaje, nuestro perro Buddy no se cansa de explorar.

En furgo por los Alpes: no puede faltar Suiza

Nos ponemos en marcha hacia Suiza. Nuestra primera parada es el viaducto de Landwasser, en Filisur. Allí encontramos un camping muy económico y bonito, ¡y además tiene piscina! Al día siguiente, en menos de diez minutos a pie llegamos al viaducto.

Posteriormente, conducimos a través del Passo del Giulio hasta el puerto de Maloja. El viaje a través de ambos puertos de montaña en la roadsurfer es más que cómodo. Quedamos gratamente sorprendidos de la potencia que tiene la furgoneta.

Combinación ganadora: cascada y playa de arena

Nos encanta el buen tiempo, así que siempre vamos persiguiendo el sol en nuestra camper. Nos dirigimos a Tesino, una pequeña Italia dentro de Suiza. Para nosotros, lo más hermoso del viaje es el encanto mediterráneo, la mentalidad y el idioma italianos y, por supuesto, su comida. Durante el viaje por el pequeño cantón descubrimos un lago con una cascada y una playa de arena. Sin pensarlo dos veces, nos refrescamos en él antes de continuar hacia Lavertezzo. Una vez allí, degustamos unos espaguetis con vino que preparamos en la cocina de nuestra roadsurfer.

En furgo por los Alpes

Dicen que a quien madruga, Dios le ayuda, así que nos ponemos en pie temprano y nos vamos a disfrutar del día. Tras explorar Lavertezzo por la mañana, continuamos nuestro viaje atravesando los pequeños pueblos rodeados de imponentes montañas hasta llegar a Lauterbrunnen. Se trata de una pequeña comuna ubicada en el valle, rodeada de acantilados desde los que el agua del glaciar cae en picado 300 metros hasta las profundidades. Aquí también pasamos la noche en un camping situado cerca de una pradera. Por la mañana, tras despertar con el alegre sonido de los cencerros de las vacas, exploramos la ciudad.

Rumbo a Plansee

Por la tarde emprendemos de nuevo el viaje hacia Plansee. Por el camino, hacemos una parada en el glaciar Rosenlaui. Nos hemos desviado un poco, así que decidimos descansar y pasar una noche un poco alejados de nuestra ruta. Una vez en el lago Plansee, pasamos el último día disfrutando de unas bebidas frescas bajo el sol y descansando.

¡Bye Bye, roadsurfer Alex!

A la mañana siguiente, tras aproximadamente una hora y media de viaje, nos despedimos en Múnich de nuestra amada roadsurfer, a la que llamamos cariñosamente Alex. En furgoneta por los Alpes con perro – 14 días llenos de recuerdos, vivencias y mucha diversión. Para nosotros, han sido más que unas vacaciones. Damos las gracias al increíblemente amable equipo de roadsurfer, ¡ya estamos soñando con nuestra próxima aventura!

En furgo por los Alpes

En furgo por los Alpes